Checa cómo convertirte de freelancer a dueño de una agencia de marketing.

De freelancer a dueño de una agencia de marketing

Muchos especialistas del marketing actualmente prefieren el trabajo de freelancer a trabajar para una empresa. Las razones son variadas, pero una de las principales es que quieren ser dueños de sus propios horarios y buscan las mejores oportunidades para desarrollarse sin tener limitantes.

Si bien el trabajo freelancer tiene muchos beneficios, hay unas cuantas desventajas que terminan afectando a las personas que eligen seguir este camino.

Una de ellas es la poca constancia económica que llegan a tener. Tienen que buscar trabajos continuamente para mantenerse a flote, lo cual llega a ser complicado y tedioso.

Una manera de resolver este problema es convertirte en el dueño de una agencia de marketing. No hablamos de una agencia con cientos de empleados y procesos burocráticos que a nadie le gustan. Nos referimos a una pequeña agencia que pueda manejar algunos proyectos constantes.

Te decimos como convertirte de freelancer a dueño de agencia de marketing¿Cómo empezar tu agencia?

Empezar una agencia no es tan fácil como suena. Debes de tener tus objetivos bien claros y buscar cuál es el camino ideal para seguir.

Podemos mencionar dos maneras relativamente sencillas de empezar una agencia:

  • Identificar cuáles recursos y procesos nos faltan para cumplir con los proyectos y buscar subcontratar estos servicios. O contratar directamente a las personas que podrían ayudar a cumplir con estas tareas.
  • Lanzar algún producto como un curso, un software o un e-book. Este camino puede ser mucho más complicado, pero si tienes los recursos puedes intentarlo.
    .

Si no sabes cuál de estas opciones elegir, puedes elegir ambas. Si tienes los recursos para combinar ambos aspectos, tu posibilidad de éxito aumentaría considerablemente.

Productizar tus servicios existentes

Una de las maneras más eficientes de formar y escalar una agencia de marketing es mediante la productización de tus servicios. Esto quiere decir, de manera general, convertir tus servicios en productos.

Es importante mencionar que la productización no solo consiste en agarrar un servicio, ponerle un precio y venderlo como si de ropa se tratara. Consiste, más bien, en elegir tus servicios principales, optimizar los procesos y transformarlos en un negocio que te dé las ganancias suficientes.

Si decides crear una agencia a través de la productización de tus servicios estarías eliminando esa necesidad de buscar constantemente nuevos clientes y proyectos. Tu marketing se encargaría de eso por ti.

¿Qué deberías productizar?

El primer paso para elegir cuáles servicios deberías empezar a productizar es analizar cuidadosamente cuáles son tu fuerte y cuáles te podrían diferenciar de la competencia.

Utilicemos el ejemplo de un diseñador que suele trabajar con clientes que pertenecen al nicho de alimentos y bebidas. Aquí ya está lista la primera parte, que es identificar tu nicho para poder ofrecer servicios más especializados para el mismo.

La segunda parte es elegir cuáles serán estos servicios. Una excelente manera de productizar es elaborando paquetes detallados de los servicios. Cuidando la relación calidad-precio.

Algunos ejemplos de esto, utilizando al diseñador antes mencionado, podrían ser:

  • Un paquete mensual con diseños gráficos para publicaciones de redes.
  • Un paquete de una sola vez con dos o tres infografías.
  • Paquete de una sola vez con ilustraciones personalizadas.
    .

Cuando armas este tipo de paquetes y los promocionas en los canales correctos con un nicho bien seleccionado, estarás más cerca de tener una agencia de marketing exitosa.

Te recomendamos: Encuentra el tono de voz más adecuado para tu marca

En conclusión

Pasar de una vida freelancer a ser dueño de una agencia no es camino fácil, pero tampoco es imposible.

Debes tener en consideración que manejar una agencia de marketing es muy diferente a manejarte tú solo. Debes poder liderar a diferentes personas y mejorar considerablemente tus habilidades de gestión. No obstante, al final estos sacrificios valdrán toda la pena.

No Comments

Post A Comment