Las 6 desventajas del home office ¡y consejos para superarlas!

No todo es miel sobre hojuelas cuando trabajamos en casa. Hay varios distractores y desventajas que, si no las sabes controlar, te pueden ocasionar problemas serios en tu productividad. En Poolpo Marketing identificamos 5 desventajas que puede traer consigo el home office y te decimos cómo evitarlas.

Home Office ≠ Aislamiento

Desventaja #1: Problemas de socialización

Cuando empiezas a trabajar en casa, hay momentos que pueden parecer demasiado tranquilos incluso puedes llegarte a sentir muy solitario. Si eres una persona extrovertida por naturaleza y te gusta interactuar en todo momento, puede que hasta extrañes a tus co-workers.

Pero ¿te has puesto a pensar que la mayor parte de la socialización en la oficina se reduce a encuentros accidentales en la cocina? Cuando haces home office no puedes reunirte con tus compañeros físicamente y cuando decides comunicarte con ellos es porque esa es tu intención específica. Lo que queremos decir es que, si eres más consciente de tus interacciones sociales, el trabajo te será más satisfactorio en general, sea remoto o no.

Para lograr esto, primero hay que cambiar la creencia de que las herramientas de comunicación solo se pueden utilizar para el trabajo. Algunos estudios han demostrado que las conversaciones casuales en el trabajo mejoran las habilidades para la toma de decisiones, te hace más feliz en tu trabajo y mejora tu confianza.

Entonces “¿cómo supero mis problemas de socialización durante el home office?” Puedes

proponer temas de discusión en el chat como hobbies, noticias actuales, viajes, niños, cocina…¡lo que ustedes quieran! No sientas culpa por platicar sobre tu refresco favorito o las mejores vacaciones de tu vida durante el horario de oficina.

Platos sucios, Netflix… y otros distractores

Desventaja #2: Problemas de productividad

Cuando haces home office puedes lavar tu ropa mientras empieza la siguiente junta. Pero la ventaja de alternar el trabajo de oficina y de casa también puede convertirse en un arma de doble filo si tu intención es procrastinar para escribir ese aburrido reporte que tienes que entregar ya.

Nosotros recomendamos que instalen su oficina en un lugar en el que puedan cerrar la puerta y ponerse sus audífonos, es decir, tener un lugar exclusivo para concentrarse en el trabajo.

Cuando te distraes, te puede tomar hasta 25 minutos volver a concentrarte, así que piensa en esto cada vez que quieras distraerte para revisar tus redes sociales: ¿puedes darte el lujo de tomarte un descanso de 25 minutos?

Si tu esposo o hijos te distraen constantemente, aparta “tiempo para ti” y déjales saber que durante ese tiempo, no quieres que te interrumpan.

¿Le sigo hasta que termine o lo dejo para mañana?

Desventaja #3: Horarios indefinidos

Otro inconveniente del home office es no saber cuando parar de trabajar. Muchas veces no nos damos cuenta que es tiempo de estar con la familia y amigos y de parar el trabajo de oficina.

El experto en productividad, Tim Ferris, cuenta que para tener un equilibrio entre el trabajo y tu vida personal debes modificar tu definición de “equilibrio”:

“Yo soy un firme partidario de la “separación” entre el trabajo y la vida personal y no del “equilibrio” entre el trabajo y la vida personal. El concepto de “equilibrio” entre el trabajo y la vida personal es peligroso porque “equilibrio” suele confundirse con mezcla, y lo que sucede es que se terminan por alternar las tareas del trabajo y las tareas personales en los mismos ambientes.” -Tim Ferris

Para superar esta desventaja créate una rutina, empieza tal vez con algo de ejercicio antes de sentarte a trabajar, define tu horario de comida y procura respetar lo estipulado.

El ataque de la flojera

Desventaja #4: Procrastinar y la alza de otros malos hábitos

Comer bien, dormir suficiente y ejercitarse son hábitos que te benefician, independientemente de tu lugar de trabajo. La ventaja del home office es que te da la oportunidad de mejorar en estas actividades. La desventaja es que tu oficina está al lado de tu cuarto o sala, así que cabe la posibilidad de que la flojera y la gordura se vayan apoderando de tu vida.

Te recomendamos: Consejos de marketing para la contingencia por el Covid-19

Tu productividad depende de lo que comes, aprovecha que eres libre de elegir qué comerás cada día y elabora comidas deliciosas que te llenen no solo la panza si no el corazón. Si se te dificulta un poco, puedes preparar tu lonche la noche anterior como si fueras a ir a la oficina.

Lo mismo para el ejercicio. Tal vez sea un poco más difícil completar el número de pasos para el día cuando no tienes que desplazarte a la oficina, pero tendrás más tiempo para caminar por tu vecindario además esa puede ser tu excusa para tomarte un descanso y alejarte un rato de la pantalla.

Tu trabajo NO vale menos

creadores de contenido

Desventaja #5: Sentirse desplazado y en desventaja

Esta última desventaja del home office es tal vez la más difícil de superar mentalmente. Repite conmigo “Mis contribuciones a la empresa son igual de importantes que las de mis compañeros.” Eso es.

Tendrás que poner especial atención en las prácticas de inclusión, especialmente si una parte del equipo trabaja de manera remota y otra parte en oficinas. Es indispensable una cultura de trabajo en la que la información, las conversaciones, los planes y acciones estén siempre disponibles para todos los integrantes del equipo.

A nivel personal, lo importante es concentrarse en entregar resultados y no en el tiempo que pasas en la oficina. Apégate a las metas y objetivos del equipo desde el inicio y luego aprovecha el tiempo de videoconferencias para colaborar y revisar los avances como equipo. Todo esto contribuye a crear un proceso inclusivo en la metodología de trabajo. Acostúmbrate a compartir todo (incluso los trabajos que no están terminados), te sorprenderá como mejora la conexión con tu equipo.

¿Qué otra desventaja incluirías? Cuéntanos en un comentario.

No Comments

Post A Comment